fbpx

Descubre qué es la Zoonosis y cómo afecta tu salud

La Zoonosis

La Zoonosis (del griego zoo, animal y nosis, enfermedad) es cualquier enfermedad que se transmite de forma natural de los animales (en su mayoría vertebrados) al hombre.

Cuando es el hombre el que trasmite la enfermedad al animal hablamos de antropozoonosis.

De aquí la importancia de la medicina veterinaria, la cual es la primera barrera contra este tipo de enfermedades de origen infeccioso o parasitario. Si bien vamos a centrarnos en explicarte la zoonosis en mascotas, consideramos necesario que sepas que hay muchas otras zoonosis muy importantes en salud humana.

De hecho, de los más de 1.400 patógenos de origen infeccioso o parasitario conocidos en el hombre, más del 60% son de origen zoonótico y tiene relación con la salud pública veterinaria.

¿Te suena el virus del ébola, la salmonelosis o la gripe aviar? ¿Tal vez has oído de la leishmaniasis, la triquinosis o la enfermedad de las vacas locas? Seguro que sí. Pues todas ellas son zoonosis. Es decir, enfermedades que se transmiten de animales a humanos.

La Prevención Como Mecanismo de Protección

La medicina preventiva es un modo de entender la salud en el que buscamos la detección temprana de los procesos y, en la medida de lo posible, evitar que la enfermedad se produzca.

El mejor ejemplo de medicina preventiva son las vacunas que, como sabes, son muy utilizadas en animales domésticos.

Al terminar este post vamos ha develar las respuesta a preguntas tales como:

  • ¿Sabes si hay enfermedades que te pueda trasmitir tu perro?
  • El médico te ha dicho que estas embarazada y el gato se tiene que ir fuera de casa, ¿y eso por qué es?
  • ¿Sabes por qué las garrapatas son peligrosas?

Estamos seguros de que este tema también te va a gustar mucho, vas a descubrir el fascinante mundo de la prevención de enfermedades infecciosas y parasitarias.

Promoción de la Salud

La Medicina preventiva de forma general busca “medidas para mantener y, en su caso, mejorar la salud”

En el ámbito veterinario y en el entorno de salud de pequeños animales hablamos de medicina preventiva como la parte de la veterinaria que busca implementar medidas sanitarias a los animales de compañía, a fin de mejorar la salud procurando prevenir enfermedades e impedir el avance de ellas.

Considerad que vivimos en un mundo donde convivimos con nuestros animales de compañía de forma muy estrecha, hasta el punto de permitirles dormir con nosotros. Es por ello, importante conocer las enfermedades que pueden sufrir y, si éstas son contagiosas para las personas.

Deberías Leer: Todo Sobre la Zoonosis y El Rol de Veterinario

Pilares de la Medicina Veterinaria Preventiva

En otros casos, estas enfermedades no son contagiosas, pero afectan a nuestras mascotas, y como miembros de la familia que son, queremos que su estado de salud sea óptimo.

Su salud depende íntegramente de nosotros- entendiendo por nosotros a los propietarios y veterinarios- y, de nosotros como profesionales que somos depende su calidad de vida, bajo condiciones adecuadas y evitar sufrimiento a su familia previniendo las enfermedades.

Los pilares de la medicina preventiva en veterinaria son:

  • Aplicación de vacunas y fármacos para evitar la enfermedad.
  • Planes de salud con controles rutinarios, analíticas y pruebas diagnósticas que permitan una detección temprana de la enfermedad.
  • Medidas de manejo e higiene

Cuando hablamos de medicina preventiva podemos hablar de tres tipos de medicina, en función a los medios de los que se valga y el momento sobre el que actúa.

  • Hablamos de prevención primaria cuando con la intervención evitamos que aparezca la enfermedad. Es la que se vale de vacunas, tratamientos antiparasitarios, consejos de higiene y salud e incluso cirugías preventivas.
  • Cuando el objeto de nuestra acción preventiva es el diagnóstico precoz de enfermedades, ya sea en animales seniles, con predisposición racial o sencillamente en zonas de alto riesgo, de manera que diagnosticamos la enfermedad antes de que aparezcan síntomas, hablamos de prevención secundaria. Es el caso de los chequeos geriátricos o controles rutinarios de leishmaniosis en zonas endémicas de esta enfermedad.
  • Por último, cuando tenemos la enfermedad instaurada y nuestra acción preventiva se encamina a impedir la diseminación y contagio hacia otros individuos hablamos de prevención terciaria

El concepto de prevención de la salud en medicina veterinaria va mucho más allá de la mera prevención de la enfermedad, el concepto de prevención de la salud en veterinaria abarca aspectos tan dispares como:

  • Aconsejar sobre qué mascota adquirir con base en sus atributos raciales y características familiares.
  • Aconsejar sobre el mantenimiento, alimentación, educación e higiene de la mascota.
  • Se trata de aconsejar en todo lo necesario para que la relación entre mascota y propietario sea sana para ambos.
  • Aconsejar al propietario sobre tratamientos e incluso cuándo evitar el sufrimiento a su animal.

Vamos a comenzar, por tanto, por la medicina preventiva primaria, es decir, aquella que trata de prevenir enfermedades. Para ello, es fundamental que conozcamos algunas enfermedades y conceptos básicos muy importantes tales como.

  • Zoonosis – enfermedades trasmitidas de los animales al hombre. Estas zoonosis pueden ser de origen parasitario o infeccioso.
  • Enfermedades infecciosas – prevenibles con planes de vacunación. Entre ellas, puede haber zoonosis o no.
  • Enfermedades parasitarias no zoonóticas (ya que las zoonóticas las habremos estudiado en el apartado de zoonosis)

Apúntate al Curso Superior Enfermería Veterinaria

¿Cuántas enfermedades conoces que se transmitan del perro o gato al hombre?

Como lo mencionamos con anterioridad, la zoonosis son las enfermedades que se transmite de forma natural de los animales (en su mayoría vertebrados) al hombre.

Centrémonos en las zoonosis de origen infeccioso y parasitario que trasmiten tanto los perros como los gatos a los seres humanos.

Las enfermedades infecciosas están producidas por microorganismos, es decir: virus, bacterias y hongos principalmente, que se trasmiten fácilmente de unos animales a otros y, en algunas ocasiones, de los animales al hombre.

Las principales zoonosis infecciosas son:

  • Rabia
  • Leptospirosis
  • Ddermatofitosis
  • Bartonellosis
  • Ehrlichiosis.

Las enfermedades parasitarias se producen por la infestación por parásitos (nematodos, cestodos y protozoos) que también se trasmiten fácilmente de unos animales a otros y, en algunas ocasiones, de los animales al hombre.

Por este motivo, se agrupan en ocasiones como enfermedades infectocontagiosas. Antes de proseguir a ver las principales zoonosis, es relevante que sepas algunos principios acerca de las enfermedades infecciosas.

Tanto las enfermedades infecciosas como las parasitarias se caracterizan por tener un ciclo biológico, muy importante en el caso de las enfermedades parasitarias. Al periodo que transcurre desde que el animal está en contacto con el patógeno parasitario o infeccioso y manifiesta síntomas se denomina periodo de incubación.

Este periodo es clave en epidemiología, ya que, durante este periodo, tenemos un animal aparentemente sano en el que el patógeno ha empezado a multiplicarse, a liberarse y trasmitirse potencialmente.

La Zoonosis Directa e Indirecta

Otro aspecto importante es la vía de contagio, a este respecto tenemos:

  • Contacto directo – es decir, simplemente por estar cerca. Son patógenos que se eliminan por respiración o saliva generalmente y, se trasmiten con facilidad.
  • Contacto indirecto – en el que hace falta un contacto más estrecho, ya sea vía fómites o con un vector.

Hablamos de fómites, cuando nos referimos a cualquier objeto sobre el que un patógeno sobrevive durante un periodo de tiempo antes de infectar a otro ser vivo.

Hablamos de vector, en aquellos casos en los que el patógeno precisa de un animal intermedio para realizar ciclo biológico o ser trasmitido. Suelen ser moscas, garrapatas, mosquitos, etcétera. El vector puede ser solo portador o padecer también la enfermedad.

De las zoonosis que hemos mencionado, precisan de vector la ehrlichiosis, leishmaniosis y filariosis.

La Zoonosis, infecciosas y parasitarias hidatidosis

Existen cuatro (4) Tipos de Zoonosis:

  • Zoonosis Parasitarias
  • Zoonosis Víricas
  • Zoonosis Fúngicas
  • Zoonosis Bacterianas

HIDATIDOSIS

Comenzamos con esta importante enfermedad parasitaria que provoca una zoonosis grave en humanos. Su importancia es tal que es obligatorio aplicar medidas preventivas todos los años. Es decir, es la única enfermedad parasitaria cuyo tratamiento preventivo es obligatorio.

Gracias a esto, la enfermedad es poco frecuente en la actualidad, ya que hay constantes campañas de control llevadas a cabo por parte de ayuntamientos y comunidades autónomas.

¿Cómo se transmite la zoonosis Hidatidosis?

El agente etiológico es el Echinococcus granulosus, un cestodo que afecta a carnívoros (hospedador definitivo) donde se desarrolla hasta la forma adulta. Son las llamadas tenías, que ponen huevos en el intestino del hospedador que salen al exterior con las heces.

Estos huevos son ingeridos por el hospedador intermediario, herbívoros u hombre, donde los huevos liberan las oncosferas patógenas que atraviesan la barrera intestinal y alcanzan el torrente sanguíneo.

La ingestión por el hombre se produce principalmente de tres maneras:

  • Comer vegetales mal lavados que han sido regados con aguas contaminadas.
  • Por ingestión de carne cruda
  • Por tocar a una mascota (perro o gato) infectada.

¡!Recuerda!! para todos estos ciclos que no es necesario tocar las heces del animal, muchas veces basta con que el animal nos lama después de haberse lamido el ano, o haber tocado el pelo que puede haber sido contaminado por el propio lamido del perro o gato es su acicalamiento

Recomendaciones para prevenir la zoonosis por Echinococcus granulosus:

  • Prohibición de dejar animales muertos en el campo.
  • No alimentar a los animales con carne cruda.
  • No beber ni dar de beber a los animales aguas residuales.
  • Correcta higiene de manos después de tocar animales.
  • Limpiar bien las verduras y cocinar bien la carne.
  • Desesperación trimestral con praziquantel a perros y gatos.

TOXOPLASMOSIS

Enfermedad producida por un parásito denominado Toxoplasma gondii. Cuyo huésped definitivo es el gato.

Se trata de una enfermedad que preocupa en salud humana por los problemas que, como zoonosis, produce en las mujeres embarazadas (abortos y malformaciones) ya que produce abortos y malformaciones, aunque normalmente es asintomática, ya que estudios serológicos han demostrado que más del 50% de la población es seropositiva, es decir han estado en contacto con el parásito.

EL parasito se multiplica en el intestino del gato y elimina quistes por heces. En este caso, estos quistes no son infecciosos y se activan en el suelo. El hospedador intermediario (casi cualquier especie). El ciclo se cierra cuando el gato como animales infectados como ratones, pájaros o carne cruda.

¿Cómo se transmite la zoonosis Toxoplasmosis?

Como en el caso anterior, al humano llega de tres formas diferentes:

  • Verduras mal lavadas
  • Carne cruda o leche no pasteurizada
  • Desde las heces y areneros de sus gatos

LEISHMANIOSIS

Estamos ante una de las zoonosis más relevantes en la actualidad, ya que no sólo es un problema de salud humana, sino que además, en el perro es una enfermedad grave.

Es una enfermedad parasitaria, producida por un protozoo intracelular, especialmente en la cuenca mediterránea y cuencas de todos los ríos. En España, la única zona con baja incidencia es la cornisa cantábrica.

La Zoonosis
Ciclo biológico de Leishmania infantum

¿Cómo se transmite la zoonosis Leishmaniosis?

El agente etiológico en España es principalmente Leishmania infantum, el cual es transmitido de un hospedador a otro mediante un mosquito del género Phlebotomo.

La prevalencia de la enfermedad está muy ligada a la presencia del vector en el medio ambiente.

Al ser un mosquito, por lo tanto, es más fácil encontrarlo en las cercanía de zonas con agua y ajardinadas.

Además, hay algunos aspectos del mosquito importantes para prevenir la enfermedad:

  • Los flebótomos tienen una actividad nocturna circadiana y, la mayoría de las especies ingieren sangre de sus hospedadores inmediatamente después de la puesta del sol.
  • Durante el día, los flebótomos permanecen en lugares sombríos y húmedos especialmente en grietas agujeros de muros de piedra, sótanos oscuros y establos de animales.
  • Los mosquitos son más frecuentes cerca de zonas donde haya agua, ya que es ahí donde ponen sus huevos y se desarrollan sus larvas.
  • Viven en primavera y verano siendo ese el momento en el que hay que extremar las medidas de profilaxis.

Cuadro Clínico de la Leishmaniosis

Tanto en humanos como en los animales, existen dos formas de enfermedad que dan lugar a dos cuadros clínicos muy diferenciados:

  • Cutánea => en el perro provoca lesiones variadas en piel, descamación, onicogrifosis y periomixis (crecimiento excesivo de uñas y retorcidas) y, en algunas ocasiones, el denominado chancro de inculación muy típico en humana, aunque también se ve en perros.
  • Visceral => la enfermedad afecta a los órganos internos, especialmente a hígado, bazo y otros órganos. Es frecuente ver hepatomegalia y esplenomegalia. El organismo produce una reacción inmune mal direccionada que provoca inmunocomplejos que se precipitan y acumulan en riñones y articulaciones. Tiene una gran mortalidad.

En España, es normal que veamos en los perros un cuadro mezcla de los dos cuadros clínicos descritos.

Cómo prevenir la zoonosis por Leishmaniosis

Existen vacunas en el mercado con buena eficacia. En principio, la enfermedad no se cura, pero con un buen tratamiento el animal tiene buena calidad de vida. Es una enfermedad cara por el coste de los tratamientos y los controles analíticos.

La prevención es muy importante y, para ello, disponemos de:

  • Vacunas preventivas
  • Repelentes de mosquitos, basados en las permetrinas, ya sea en forma de collares o en spot on.
  • Inmunopotenciadores como la domperidona.
  • Análisis serológico anual para la detección precoz de la enfermedad.
  • Pautas de paseo y manejo teniendo en cuenta la actividad del vector.

RABIA

Posiblemente, la rabia es la zoonosis más conocida del mundo. En esta ocasión, estamos ante una enfermedad vírica producida, en concreto, por un virus del género Rhabdovirus.

Es una enfermedad presente en todo el mundo y todos los mamíferos son susceptibles de infectarse. La trasmisión de la rabia es siempre por mordedura, el virus está presente en la saliva del animal infectado y se trasmite al morder.

En España, las especies más implicadas en su trasmisión son el perro, gato, hurón, murciélago, lobo o zorro. Siendo este último muy importante en el ciclo salvaje de la enfermedad.

El virus inoculado avanza y se replica dentro del sistema nervioso hasta alcanzar el encéfalo. Este mecanismo de replicación dentro del sistema nervioso le facilita escapar al sistema inmune. También se produce acumulación de partículas víricas dentro de las glándulas salivares, de manera que será trasmitido en la mordedura.

El cuadro clínico de la enfermedad evoluciona desde un principio asintomático a un cuadro nervioso por afectación del encéfalo. Siendo los signos más característicos de la enfermedad los siguientes: agresividad, hidrofobia, fotofobia, furia, hipersalivación, parálisis y muerte.

Otros signos son fiebre, cansancio, vómitos y otros signos generales.

¿Cómo Prevenir la Zoonosis por Rabia?

La vacunación es la medida más eficaz y muy efectiva, hasta el punto de que España está libre de Rabia desde hace muchos años, a excepción de un caso de rabia importada que hubo en Toledo hace 5 años.

Si un animal muerde a una persona se le somete a una vigilancia de 21 días y, los servicios de salud tienen la obligación de notificar el suceso.

Si se identifica un animal enfermo de rabia es obligatoria la eutanasia y notificación del caso, ya que se activa un protocolo nacional de prevención.

La vacunación antirrábica es obligatoria para los perros, gatos y hurones en casi todas las comunidades de España y, es siempre obligatoria para viajes internacionales.

LEPTOSPIROSIS

Se trata de una zoonosis de origen bacteriano, en concreto producidas por la bacteria Leptospira interrogans.

¿Cómo se transmite la zoonosis Leptospirosis?

La trasmisión y contagio se produce por el contacto de orina infectada con lesiones en la piel o por mucosas. Casi todos los animales son susceptibles de contraer la enfermedad y, en el ciclo, juegan un papel muy importante los roedores que eliminan leptospiras por la orina.

En el caso de no tratarse o que el sistema inmune no sea capaz de controlar el proceso, la enfermedad puede llegar a la muerte si no se trata, produciendo afectación multiorgánica con afectación principal de hígado y riñones, por lo que se verán alteraciones propias de estos órganos como ictericia, insuficiencia renal, hemorragias etcétera.

Además, veremos síntomas generales como fiebre, dolor muscular y de cabeza (en humanos) y otros como disnea, arritmias. Es decir, una sintomatología muy inespecífica al ser una enfermedad multiorgánica.

¿Cómo prevenir la Leptospirosis?

Existen vacunas de aplicación anual, con varias cepas de leptospira y de eficacia demostrada, siendo la vacunación la base de la prevención.  Esta prevención será completada con otras pautas como:

  • Mantener las medidas higiénicas en el entorno del animal.
  • Evitar que los animales y las personas tengan contacto con roedores
  • Buenas prácticas de higiene en la cocina, especialmente el lavado de
  • Las mencionadas campañas de vacunación.

DERMATOFITOSIS O TIÑA

Es la única de las zoonosis que está producida por hongos. Se trata de enfermedades altamente contagiosas y es muy frecuente que cuando encontramos un animal con dermatofitosis alguno de sus propietarios también lo tenga, de manera que se transmite por contacto.

Están involucrados hongos de los géneros Microsporum, Trichophyton, Mentagrophytes y, levaduras del género Malasezzia.

Como en otras enfermedades, es común que encontremos animales portadores que no muestran síntomas (portador asintomático), pero que sí trasmiten la enfermedad y, que cuando hay una inmunosupresión (por el motivo que sea), nos vamos a encontrar con un recrudecimiento y exacerbación de los hongos, dando lugar a la aparición del cuadro clínico.

El cuadro clínico de la Tiña cursa con lesiones alopécicas de patrón circular y borde eritematoso, con o sin prurito y, que pueden aparecer por cualquier parte del cuerpo.

El 50% de los hongos dermatofitos se ven brillantes bajo la lámpara de Wood (luz ultravioleta), de manera que no es válida para el diagnóstico.

El tratamiento sólo se debe instaurar con diagnóstico cierto y, será en base a fungicidas como el itraconazol y el ketoconazol, apoyados por champuterapia.

Cómo Prevenir la Dermatofitosis

Unas buenas pautas de manejo ayudan a prevenir esta enfermedad, entre ellas destacamos:

  • Cuando se recojan gatos de la calle, es aconsejable el hacer tratamientos con champús fungicidas con triclosán o miconazol.
  • Tras tener en la consulta un animal con dermatofitos, es preciso extremar las medidas de higiene, uso de guantes y limpieza de superficies con productos apropiados, para evitar que se contagien el resto de los pacientes que vengan después a la consulta.
© Copyright 2022,