fbpx

La Asepsia Veterinaria en Cirugía

Asepsia Veterinaria

Imagina lo terrible que sería que tu paciente canino o felino sufriera una infección en el periodo postoperatorio, aquel periodo que abarca desde la finalización de la cirugía, hasta la recuperación del paciente. Todo por falta de una asepsia veterinaria adecuada.

Por este tipo de negligencias, los pacientes tienen mayores complicaciones, se alargan los periodos de recuperación o pueden derivar en la muerte del animal.

Tambien Podría Interesarte:

Sabemos que no desearías pasar por esta triste situación. Por esa razón, queremos que conozcas la importancia de la limpieza máxima en un área quirúrgica. Donde la asepsia y limpieza del material e instalaciones deben ser óptimas para el buen funcionamiento y reducir al mínimo los riesgos de infección.

Hoy aprenderás procedimientos básicos en la asepsia veterinaria, el porqué de su importancia y conceptos cruciales como:

  • Diferenciar adecuadamente entre los conceptos de limpieza, desinfección, asepsia y esterilización.
  • Qué productos y procedimientos más adecuados para una correcta esterilización.
  • Saber cómo preparar desde el punto de vista de higiene, el material y el paciente antes de una intervención.

Por último, daremos un repaso del protocolo prequirúrgico. Este protocolo implica tanto la preparación y desinfección del paciente, así como la del campo quirúrgico.

Principios de Asepsia Veterinaria Quirúrgica

En primer lugar, abordaremos un glosario básico en lo concerniente a la limpieza, desinfección y esterilización. De esta manera tendrás una comprensión acerca de la terminología que iremos empleado a lo largo de este post.

Qué es limpieza en veterinaria

Por limpieza entendemos, aquella labor, que se realiza tanto en una superficie como sobre el instrumental. Sin atender, por tanto, a criterios de desinfección.

El término desinfección se aplica cuando disminuimos el número de microorganismos presentes, es decir, la acción se realiza sobre una superficie.

La limpieza y desinfección en un entorno clínico son condiciones fundamentales para salvaguardar la salud tanto del personal, como de los pacientes, así como también la de los clientes.

Qué es la antisepsia veterinaria

Cuando eliminamos microorganismos sobre la superficie de un animal, no hablamos de desinfección sino de antisepsia.

Qué es asepsia veterinaria

Cuando hablamos de trabajar en condiciones de la menor carga microbiana posible, hablamos de trabajar en condiciones asépticas.

Qué es esterilización en veterinaria

Por último, hablaremos de esterilización cuando nos estemos refiriendo a la eliminación total de microorganismos y de sus formas de resistencia, principalmente esporas.

Especial importancia adquiere la esterilización en los quirófanos, donde vamos a realizar heridas quirúrgicas y a exponer al paciente a unas condiciones ambientales que, si tienen mucha carga microbiana, podrán desembocar en una inspección.

Qué son infecciones nosocomiales

A las infecciones que se adquieren en entornos quirúrgicos se las denomina infecciones nosocomiales y, tienen como característica que suelen presentar mucha resistencia a los antibióticos.

No obstante, la limpieza y desinfección no es exclusiva de las áreas quirúrgicas. Es importante recordar que tenemos que cuidar y extremar la limpieza y desinfección de las heridas, en la consulta y, también en la sala de hospitalización.

En algunos casos, algunos procesos infecciosos exigen el aislamiento absoluto del paciente o la zona. El ejemplo más característico sería la infección por parvovirus, altamente contagiosa, por lo que tenemos que tener especial cuidado tanto en el área de hospitalización (si se dispone de ella, es preferible que estos animales se hospitalicen en las salas de infecciosos) como en el resto de instalaciones de la clínica.

Rol de Auxiliar de Clínica de Veterinaria

Será tu labor como auxiliar o enfermero, mantener las superficies adecuadamente desinfectadas y no solamente limpias. Con respecto a lo anterior, es importante que se respeten los tiempos de acción del producto con el que se desinfecte, de lo contrario no se conseguirá una desinfección adecuada.

Recuerda que limpieza y desinfección no son lo mismo y, que una superficie aparentemente limpia puede estar llena de microorganismos patógenos

Debes prestar especial atención a superficies como mesas, encimeras y jaulas. Además, normalmente, todo lo referente al quirófano debe tenerse limpio con material especial para el quirófano. Es decir, fregonas, bayetas y demás utensilios de limpieza deben ser exclusivos para quirófano y, de manera ideal no pueden usarse en consulta ni otras dependencias de la clínica.

El quirófano y las zonas adyacentes, de manera ideal deberían mantenerse siempre cerradas y en condiciones asépticas, de manera que se pueda realizar una intervención en su interior en cualquier momento.

Podría Ser de Tú Interes:

Asepsia Quirúrgica Veterinaria

Recuerda que el quirófano es una zona de alto riesgo infeccioso, debido a las heridas que practicamos a los animales en las cuales dejamos al descubierto órganos internos durante largos periodos de tiempo.

De hecho, una de las mejores formas de evitar infecciones o disminuir el riesgo infeccioso es, acortar los tiempos de cirugía y reducir, por tanto, el tiempo de exposición a los microorganismos.

No obstante y, pese a todas las medidas que se puedan tomar, siempre existe un riesgo. Por lo tanto, es importante mantener unas normas para disminuir el riesgo infeccioso y de esta forma mantener al máximo la asepsia en el trabajo.

Asepsia en Cirugía Veterinaria

Previamente a la entrada del quirófano deberíamos:

  • Descontaminar el ambiente de la mejor manera posible, para ello existen idealmente sistemas de flujo laminar, sistemas de ozono o filtros absolutos HEPA que disminuyen la carga microbiana del ambiente.
  • Aplicar desinfectante adecuado a las superficies, prestando especial atención a la mesa y lámpara.
  • Esterilizar todo lo que vaya a estar en contacto con el animal, especialmente el instrumental debería ser idealmente esterilizado en autoclave.

Prepárate en el Curso Superior Enfermería Veterinaria

Durante la cirugía debemos prestar atención a las siguientes normas:

  • Evitar la creación de corrientes de aire, ya sea por los aparatos de aire o por movimiento del personal.
  • El material que se pueda caer al suelo o entrar en contacto con zonas no esterilizadas debe ser desechado.
  • Una vez el personal está estéril no debe tocar nada no esterilizado.
  • Mantener las manos en posición alta, de manera que no puedan tocar accidentalmente zonas bajas no esterilizadas.

Una vez terminada la cirugía se dejará el quirófano preparado para posibles intervenciones:

  • En primer lugar, retiraremos todo el material de la cirugía anterior, para posteriormente proceder a realizar lo siguiente.
  • Limpiar mesas y superficies de todo resto orgánico.
  • Limpiar el material o instrumental quirúrgico, primeramente, mediante un cepillado y posteriormente un baño de ultrasonidos, siempre que el centro disponga de esta tecnología.
  • La limpieza se realizará con productos desinfectantes apropiados para instrumental quirúrgico.
  • Los paños de campo y las batas reutilizables se lavan de manera inmediata.
  • Colocar todo el material y reordenar el quirófano, dejándolo así listo y preparado para la siguiente intervención.
  • Se revisará la máquina anestésica y los niveles de líquidos anestésicos.

Una vez todo está limpio y ordenado, se procede al aspirado y fregado del suelo con productos apropiados. Es preferible no barrer, para evitar levantar en suspensión microorganismos presentes en el suelo.

Como hemos comentado con anterioridad, los productos desinfectantes deben ser apropiados para el instrumental y, además eficaces frente a los virus o bacterias y hongos.

¿Qué tipo de desinfectantes se utilizan en la veterinaria?

Hay que tener en cuenta que la eficacia de la desinfección mediante productos desinfectantes va a depender de:

  • Espectro de acción del producto a emplear. Es decir, sí es eficaz frente a virus, bacterias, hongos y las formas de resistencia de éstos.

Estos productos vienen con una tabla, la cual explica la relación entre la concentración del producto con el tiempo de aplicación. De manera que, mientras más concentrado sea el producto, el tiempo necesario será menor.

Es importante respetar los tiempos y concentraciones que recomienda el fabricante del producto es su ficha técnica.

También influye el PH de la superficie sobre la que esté actuando, ya que el PH puede alterar la eficacia del producto.
No se pueden mezclar diferentes productos -si no está especificado en la ficha técnica- ya que uno puede inactivar al otro.

Otro aspecto a tener en cuenta es la temperatura de acción, ya que los productos tienen un rango óptimo de eficacia a una temperatura determinada, siendo generalmente más eficaces a temperaturas más altas, siempre y cuando ésta no sea tan alta que desnaturalice el producto.

Tipos de Desinfectantes

Los productos químicos se clasifican atendiendo a sus características químicas o a sus características como desinfectante. En lo concerniente a desinfección del material, para quirófano nos parecen más interesantes sus características atendiendo a su poder desinfectante.

De este modo vamos a encontrar:

  • Desinfectantes de alto poder.
  • Desinfectantes de poder medio.
  • Desinfectantes de poder bajo
Asepsia Veterinaria
Desinfectantes Quirúrgicos Veterinarios

Los desinfectantes de alto poder: germicida pueden llegar a esterilizar el material utilizado, siempre empleados a la concentración y tiempo necesarios. Destacan entre ellos:

Formaldehído – es el más utilizado para envío de muestras de biopsia tiene un alto poder desinfectante, no afecta a los materiales, pero como desventaja principal nos encontramos su elevada toxicidad.

Glutaraldehído – también con elevada toxicidad se utiliza para esterilizar material quirúrgico y de plástico.

Los de poder desinfectante medio: eliminan bacterias, virus y hongos pero, no son capaces de eliminar las formas de resistencia, por lo tanto, no podemos hablar de esterilización. De entre ellos destacan:

Compuestos clorados cuyo principal representante es el hipoclorito sódico o lejía. En este caso es muy importante la limpieza previa, ya que la materia orgánica y los detergentes generalmente alcalinos los inactivan.

Otras características de este grupo son que se potencian con agua tibia y, que se inactivan en presencia de la luz, por lo que se deben conservar en envases opacos. Es de destacar que son los únicos efectivos frente al parvovirus canino.

Compuestos yodados yodóforos, entre los cuales destacan la povidona yodada y el alcohol yodado. La povidona yodada es muy utilizada como antiséptico de superficie teniendo precaución debido a que la presentación comercial puede ser muy irritante para los animales.

Sólo utilizaremos la presentación comercial para la desinfección del campo quirúrgico. Son productos que pueden afectar a los metales y los plásticos, por eso, su uso está limitado a
la piel. El alcohol yodado se utiliza para mantener el instrumental desinfectado previamente a una cirugía.

Compuestos fenólicos dentro de los cuales destacan el cresol para la desinfección de las superficies y el hexaclorofeno, que unido a jabones en baja concentración se utilizan como antisépticos.

Los desinfectantes de bajo nivel son los productos que se utilizan en desinfección doméstica y, no son apropiados para desinfección en espacios quirúrgicos, ya que su espectro antibacteriano se limita a bacterias.

¿Cómo se realiza la antisepsia?

Antes de entrar a quirófano, se realiza una serie de protocolos de limpieza, desinfección y preparación del paciente que denominamos protocolos prequirúrgicos.

Además, como parte del protocolo quirúrgico, se incluye la evaluación del riesgo anestésico del animal previo a la cirugía. Aunque forma parte del protocolo prequirúrgico, estudiaremos este capítulo cuando hablemos de los protocolos anestésicos, ya que nos parece más coherente estudiar el riesgo anestésico y su evaluación al tiempo que estudiamos los protocolos de anestesia.

Protocolos prequirúrgicos

Lo primero y previo a una cirugía es informar correctamente al propietario del procedimiento que se va a realizar y de los riesgos que corre el animal. Una medida frecuente y muy recomendable es hacer firmar al propietario un consentimiento informado tanto de la anestesia como del procedimiento quirúrgico.

Asepsia Veterinaria
Gato en quirófano

¿Cómo preparar un paciente para cirugía veterinaria?

Por preparación del paciente entendemos todo lo que hay que hacer desde el día antes de la cirugía, hasta el momento previo a la misma.

El animal debe realizar un ayuno previo a la cirugía, esto significa que no debe comer ni beber de manera ideal desde las 12 horas anteriores a la cirugía. El motivo de este ayuno es que muchos de los inductores de anestesia producen vómitos, de manera que, para evitar el riesgo de una neumonía por aspiración, se prescribe un ayuno prolongado.

En el caso de cirugía de digestivo, este ayuno debe ser más largo, ya que facilitará la intervención y reducirá el riesgo de sepsis. Además, en esta cirugía y como parte del protocolo quirúrgico, se facilitarán antibióticos previos a la cirugía de manera que la carga bacteriana durante la intervención sea la menor posible.

Otra recomendación es que el animal pasee antes de ser intervenido, de manera que orine y defeque antes de ser anestesiado. En los procedimientos intraabdominales, una vejiga de la orina llena de líquido o un intestino lleno de heces complica la cirugía y, supone un riesgo de contaminación porque el animal con defeque u orine durante la intervención.

Lo primero que debemos hacer es rasurar la zona de la intervención para preparar correctamente el campo quirúrgico. Es decir, la zona sobre la que se va a incidir y todo su perímetro deben estar libres de pelo.

Una vez tenemos al animal bien rasurado, hay que limpiar bien la zona a intervenir con agua y jabón y, posteriormente se aplica un antiséptico en base a povidona yodada o clorhexidina. Es recomendable hacer tres aplicaciones de antiséptico y dejar el producto actuar al menos un minuto entre aplicación y aplicación.

Otro aspecto que tienes que tener en cuenta es que al secar el producto desinfectante antiséptico debes hacerlo desde la zona de incisión hacia afuera, de manera que alejemos al máximo los microorganismos de la zona a incidir.

Esbozamos los tres periodos del proceso anestésico para una mejor comprensión del protocolo prequirúrgico

  • Sedación y analgesia
  • Inducción anestésica
  • Mantenimiento anestésico

Como te hemos mencionado, tanto el proceso de rasurado, limpieza, y desinfección se realizan en el prequirófano y con el paciente sedado. Con el objetivo de facilitar manejo del animal, ya habremos puesto un catéter intravenoso antes de la sedación o será éste el momento para realizarlo.

Esquema de los protocolos prequirúrgico

A continuación, te presentamos de manera esquemática y ordenada todos los procesos del protocolo prequirúrgico.

  • Preparación del paciente el día antes de la cirugía
  • Ayuno de líquido y sólido de duración variable en función a la cirugía
  • Lavado del paciente con un producto antiséptico
  • El mismo día de cirugía
  • Verificación con el cliente de los riesgos de la cirugía y firmar el consentimiento anestésico.
  • Pesado del paciente.
  • Premedicación anestésica; sedación y analgesia en función a la intervención.
  • Colocación del catéter intravenoso.
  • Rasurado de la zona intervenida.
  • Limpieza de la zona a intervenir.
  • Desinfección en tres etapas de la zona intervenida.
  • Inducción anestésica.
  • Conexión del paciente al sistema de infusión.
  • Intubación del paciente.
  • Conexión a la máquina de mantenimiento anestésico.
  • Posicionamiento del paciente.
  • Colocación de todos los sistemas de monitorización.
  • Fijado del paciente mediante sistemas de amarre, mesa en un V, colchonetas.
  • Verificación del funcionamiento de la manta eléctrica.
  • Última limpieza y desinfección.

De manera paralela, el equipo de cirujanos se habrá estado preparando y, habremos preparado el quirófano y el material conforme a lo explicado en el tema anterior.

¿Cómo Trabajar en Enfermería Veterinaria?

Esta apasionante carrera te permitirá tener retos nuevos cada día, ayudarás a mascotas de todo tipo a sanar y sentirse mejor. Durante tu periodo de aprendizaje recibirás clases teóricas y practicas de veterinario en activo, conocerás de primera mano qué hacer y como desempeñarte de manera adecuada en una clínica veterinaria.

Si estas interesada o interesado en nuestro programa de formación, solo debes contactarnos a través de nuevo número móvil o rellenar el formulario de solicitud. Nos comunicaremos contigo que darte asesoría gratuita en el área académica.

© Copyright 2022,