fbpx

Por qué la Exploración Física Veterinaria es Clave

Exploración Física Veterinaria

.

Lo peor que te puede llegar a pasar como auxiliar de veterinaria es dar un mal diagnóstico, después que el veterinario te haya encargado aquella tarea. Por lo tanto, hoy vamos a mostrarte en detalle las diferentes etapas de la Exploración Física Veterinaria y te contamos porqué es tan importante.

Es verdad que el diagnóstico lo debe anunciar el veterinario, sin embargo, en la práctica los veterinarios delegan la responsabilidad a su asistente. Por ello, es bueno que seas conocedor de todas las partes que conlleva explorar bien a un paciente animal.  

¿Qué es la Exploración Física Veterinaria? Es el proceso metódico, sistemático y ordenado en el cual el animal está sujeto a una exploración del cuerpo entero, acompañado de un conjunto de preguntas que el clínico realiza al propietario del animal.

Resulta claro la importancia del procedimiento anterior, a fin de establecer un correcto diagnóstico. Todo con el objetivo de recetar el mejor tratamiento posible.

Fases de la Exploración Física Veterinaria

En primer lugar, tenemos la anamnesis, es decir, lo que el propietario no sabe que sabe y tenemos que conseguir que nos cuente. Parece difícil, pero no lo es, en resumen se compone de una serie de preguntas que formulamos al propietario de la mascota. 

Una vez obtenida toda la información posible de propietario. Es momento de comenzar a explorar al animal, pasando por todas las fases, desde la visualización general, a la auscultación, palpación, percusión y toma de constantes vitales.

¿Qué es la anamnesis?

Es el conjunto de preguntas que el clínico realiza al propietario para tener conocimiento sobre qué le pasa, que le ha podido pasar, por qué está en el veterinario. El animal no habla, y el propietario es su voz, por lo tanto, es nuestro deber hacerle muchas preguntas

Antes de realizar la anamnesis debemos estudiar su historial. De hecho, es lo primero que debemos ver ante la visita de un animal, si tiene historial hay que leérselo. Hay que preparar la consulta por varios motivos.

  • Primero, porque puede que el motivo de la visita sea una recaída de algún proceso previo, o el agravamiento de una enfermedad existente. Por lo tanto,  conocerlo nos ayudará en el diagnóstico.
  • Segundo, porque patologías previas y tratamientos previos condicionan, y mucho, tratamientos y patologías futuros, y debemos conocerlos.
  • Tercero, porque el propietario va a quedar muy satisfecho porque te acuerdas y sabes todo sobre el estado de salud de su mascota, aunque haga dos años que no viene a la consulta.

Una vez sabemos todo sobre el paciente, comenzamos a preguntar al propietario.

Recuerda que el objetivo de estas preguntas tiene un único fin, saber por qué está “Nico” esta tarde en consulta e intentar descubrir qué le ocurre.

Descubrir Síntomas

Descubrir los síntomas es clave; preguntas como desde cuándo los tiene, con qué intensidad y cómo han aparecido, si el propietario es capaz de relacionarlo con algo, etcétera.

Hay que ser muy hábil preguntando, ya que el propietario puede no darte toda la información, bien porque piensa que es un dato no relevante, o bien porque directamente te oculta información.

Información que se oculta por regularidad coincide con la automedicación en mascotas, el haber dado alguna golosina no apta para perros u otro alimento prohibido (maní, chocolate o huesos) etc..

Una buena anamnesis supone más del 50% del diagnóstico. Además, te puede orientar tanto el resultado que evita hacer complementarias de más que encarezcan demasiado el servicio en la Exploración Física Veterinaria.

Apúntate al Curso Superior Enfermería Veterinaria

Exploración Física Veterinaria

Una vez realizada la anamnesis e indagando datos útiles suministrados por el propietario respecto a lo que le sucede al animal, comenzamos la Exploración Física Veterinaria.

La exploración animal es un proceso sistemático, ordenado y metódico en el que recogemos y observamos los síntomas que tiene el animal. Recordemos que nuestro objetivo es llegar a un diagnóstico e instaurar un tratamiento y para ello los síntomas y datos obtenidos en la exploración son fundamentales

La observación inicial en la fase exploratoria es fundamental, desde que el animal ingresa a consulta debes estar atenta/o a cualquier detalle de su comportamiento.

En todo proceso de Exploración Física Veterinaria podemos distinguir cinco etapas.

  1. Inspección general del animal.
  2. Auscultación pulmonar y cardíaca.
  3. Palpación.
  4. Percusión.
  5. Toma de constantes vitales.

Inspección General

Por inspección general entendemos a la primera fase del protocolo de exploración, y es una inspección visual. Por lo tanto, se inicia desde el momento que el animal entró por la puerta.

En primer lugar, obtenemos datos e información sobre la forma, tamaño, color, movimiento, etc. de los distintos órganos y sistemas.

Diferenciamos dos tipos de inspección:

•La inspección externa que realizamos mirando al animal sin ayuda de aparatos e instrumentos.

•La inspección interna en la que nos valemos de equipos para visualizar partes internas del animal. Así usaremos un otoscopio para el oído y conducto auditivo, un oftalmoscopio para el ojo, o un laringoscopio para explorar la boca por citar algunos.

Como clínicos debemos concentrarnos en el problema, después de haber realizado la inspección. Es muy útil ver al animal en estación, es decir quieto, y en movimiento. En problemas locomotores es imprescindible verlo en movimiento.

Peso del paciente

Lo primero que vemos es el estado nutricional. Es algo evidente y que saltará a la vista. ¿Está obeso, delgado, caquéctico? Es algo que vemos sin dificultad.

La evaluación de la condición corporal es útil, conocer datos como el peso del animal. Así que, pesa y registra siempre el peso del paciente

Enfermedades crónicas nos darán frecuentemente un adelgazamiento progresivo, mientras que enfermedades endocrinas nos darán alteraciones de peso que no se corresponden con lo que come el animal

Posturas y posiciones del animal

Respecto a la posición y actitud general del animal te comentamos a continuación algunas de las cosas que puedes ver e interpretar:

Postura antiálgida: cuando un animal tiene un fuerte dolor abdominal adopta esta postura. Verás el dorso arqueado y las patas juntas y el abdomen deprimido. Como si estuviera “metiendo tripa”.

Postura ortopneica: En este caso veremos al animal con la cabeza extendida, estirando el cuello y las patas delanteras separadas. Este animal respira mal, y está buscando aire. Incluso podemos ver los ollares dilatados.

Postura vestibular: veremos al animal con la cabeza inclinada hacia un lado. Nos indica un problema de oído, normalmente del lado hacia el que inclina la cabeza, si además anda en círculos hacia ese lado, hablaremos de síndrome vestibular.

Animales con una pata levantada en la estación: en este caso nos lo pone fácil, le duele la pata. Habrá que observar cómo camina para confirmar que es esa extremidad y diferenciar si estamos ante una cojera de apoyo o de elevación.

Animales que se tumban y levantan con dificultad, normalmente nos está indicando un problema de rodillas o columna.

Otros parte del cuerpo

Dentro de la Exploración Física Veterinaria, existen regiones del cuerpo claves que se deben incluir en la observación, ya que nos puede dar información útil acerca de lo que sucede con el animal. 

Aspectos a observar en la inspección general es detectar fluidos anormales y de qué tipo son, especialmente fluidos nasales, rectales, vaginales, uretrales, etcétera.

Una vez se ha realizado la inspección general comenzamos la inspección por regiones. En ocasiones veremos al animal intranquilo y otras más agresivo de lo normal. Esto puede ser por ejemplo un síntoma de dolor.

Es aconsejable hacerlo de manera sistemática y explorar todo el animal de forma general, realizando una exploración minuciosa en los órganos o regiones de los que sospechamos.

Tales como:  piel, cavidad oral, cavidad nasal, oídos, ojos, cuello, tórax, abdomen; procurando encontrar cualquier anomalía.

Qué es la Auscultación

La auscultación consiste en escuchar los sonidos naturales del organismo del animal. Lo normal es valerse de un equipamiento como: el estetoscopio o fonendoscopio.

Te recomendamos hacer la auscultación al principio de la consulta una vez veamos que el animal está tranquilo. Suele ocurrir que el animal se ponga nervioso según lo subes a la mesa, aprovecha la oportunidad para tranquilizarlo.

La auscultación cardíaca se ve muy alterada e influenciada por el nerviosismo del animal.

Los principales sonidos que se van a auscultar son

  • Sonidos cardiacos: hablaremos de auscultación cardíaca.
  • Sonidos respiratorios: auscultación pulmonar.
  • Sonidos del sistema digestivo: auscultación gastrointestinal.
Exploración Física Veterinaria

Que es la Palpación

En la palpación nos valemos de las manos y del sentido del tacto. Debe realizarse de manera sistemática, a fin de buscar presencia de dolor en órganos, y determinar su consistencia, movilidad, forma y tamaño.

Lo normal es comenzar por la cabeza palpando glándulas salivares y ganglios regionales, en este caso submandibulares, faríngeos y cervicales.

Después palparemos las escápulas buscando los ganglios preescapulares y posibles dolores musculares en esa región. Sin abandonar el tórax buscaremos el choque de punta del corazón contra la pared del tórax.

A continuación, palparemos el abdomen donde detectaremos principalmente reflejo de dolor ante la palpación y podremos tocar el estómago si está lleno de contenido, parte del hígado, riñones, asas intestinales con heces retenidas o bolas de pelo y la vejiga de la orina.

Casi terminando palparemos los testículos en los machos, deben estar presentes los dos, ser simétricos y no dolorosos.

En las mamas buscaremos bultos anómalos y la presencia o no de leche o de líquidos y contenido extraño que en caso de existir debe ser evaluado. Para terminar en este proceso palpamos los ganglios regionales.

Percusión

La percusión es una técnica que se basa en golpear levemente una zona del animal para provocar un sonido audible y diferenciable. Es una técnica muy usada en grandes animales y con menos frecuencia en perros y gatos.

La técnica se realiza de cuatro formas diferentes:

Golpeando directamente con los dedos índice y corazón sobre una región del animal. Utilizando un martillo de percusión con la punta de goma, más común en grandes animales.

En la percusión obtendremos tres tipos de sonidos:

Sonido sordo o mate – es el sonido característico del hígado y otras vísceras macizas. También lo encontramos en otras zonas macizas como son músculo y hueso o incluso en vísceras huecas pero llenas, como sería un estómago lleno.

Sonido claro – es el que se escucha al percutir sobre órganos huecos llenos de aire sin presión o líquido, como el que se escucha al percutir el abdomen en condiciones normales.

Sonido timpánico – es escucha al percutir órganos con aire ya sea el pulmón o por ejemplo un estómago dilatado por gas. Es el más parecido a un tambor y el más sonoro de todos ellos.

Constantes Vitales

Una parte fundamental de toda Exploración Física Veterinaria es medir las constantes vitales del animal. Las principales constantes vitales son temperatura, frecuencia cardiaca, respiratoria y pulso.

La temperatura

Se mide vía rectal y como ya sabes con un termómetro a ser posible digital, flexible, de lectura rápida, desinfectado de manera previa y lubricado.

Frecuencia cardíaca

Por frecuencia cardiaca entendemos la medición del número de latidos del corazón. Los valores de referencia en perros:

  • Mayores a 12 Kg  de 70 a 150 latidos por minuto
  • Menores a 12 Kg de 80 a 180 latidos por minuto
  • Cachorros hasta 220 latidos por minuto

Frecuencia respiratoria

Es el número de respiraciones por minuto. Los valores de referencia son 15 a 30 para perros y 15 a 45 para gatos.

El Pulso

Se toma en la arteria femoral, con ambas manos de manera simétrica en las ingles, en la cara interna del muslo. En el pulso nos fijamos en:

  • Frecuencia → 70-180 en perro y 90-180 en gato.
  • Amplitud (fuerza): un pulso débil puede ser debido a un bajo gasto cardiaco.
  • Ritmo: tiene que ser regular. Es fisiológica una arritmia respiratoria.
  • Igualdad Las pulsaciones deben tener la misma amplitud. En arritmias encontramos pulsos desiguales.
  • Sincrónico: tiene que ser sincrónico con el latido cardiaco.
  • Simétrico: el pulso se debe sentir al mismo tiempo en ambas arterias.

Pruebas Complementarias

Para finalizar la Exploración Física Veterinaria del animal y en función a lo que hemos encontrado, será necesaria la realización de pruebas complementarias para poder establecer un diagnóstico definitivo.

Es casi preceptivo y parte del protocolo complementar la exploración con pruebas de:

  • Raspados de piel, cultivos o biopsias en problemas cutáneos.
  • Radiografías en procesos respiratorios.
  • Radiografías, electrocardiogramas y ecocardiogramas en procesos cardiacos.
  • Ecografías y radiografías en procesos gastrointestinales o abdominales.
  • Punciones en masas o en acúmulos de líquido anómalos.

Conclusiones

Si te apasiona el ámbito veterinario, date prisa, solo debes contactar con Academia ZBrain. Estamos listos para ampliar toda la información y brindarte asesoría gratuita.

La clave de un buen profesional es brindar el diagnostico adecuado, recetando el mejor tratamiento posible. Ahora ya conoces la importancia de la Exploración Física Veterinaria, continua aprendiendo con nuestros otros contenidos.

Academia ZBrain Veterinaria brinda clases en directo con veterinarios en activo. Así mismo, nos valemos de una plataforma educativa online que puedes consultar a cualquier hora del día. Nuestro método se acomoda a tus necesidades.

© Copyright 2021,